• FOLLOW
SPANISH

CENTRO DE INVESTIGACION DEL CANCER

Factores de crecimiento.

[<] El primer oncogén que fue históricamente asociado con una función en las células normales fue sis, un oncogén aislado de virus de sarcoma de monos. Cuando se aisló y caracterizó, en 1984, el factor de crecimiento derivado de plaquetas tipo B (PDGF B), el análisis de su secuencia mostró que era idéntica a la del oncogén v-sis. El mecanismo por el que PDGF B adquiere propiedades tumorigénicas es hoy bien conocido. Las células que expresan el oncogén sis son transformadas mediante un mecanismo de estimulación autocrino ya que la misma célula que expresa el oncogén presenta también receptores para PDGF en su superficie. Esto provoca un lazo de autoestimulación constitutiva que eventualmente puede conducir al crecimiento maligno de las células. Se ha observado sobreexpresión de PDGF B en fibroblastomas y glioblastomas, mientras que en mesotelioma esta forma sustituye a PDGF A, expresado de manera habitual en las células normales. Otros factores de crecimiento con capacidad oncogénica son los de la familia de los factores de crecimiento de fibroblastos (FGF), entre los que se han localizado tres formas oncogénicas: int-2, hst y fgf-5. Estas son sobreexpresadas en diversas células tumorales, a las que también estimulan mediante un sistema autocrino. Hay otros tipos de factores de crecimiento asociados con desarrollo tumoral. Una elevada expresión de TNF-?, un miembro de la familia del factor de crecimiento epidérmico (EGF), se ha encontrado en ciertos carcinomas y wnt-1 y otros miembros de su familia se han asociado con retinoblastoma, cáncer de estómago y fibroadenomas, entre otros. [>]